domingo, 6 de noviembre de 2011

Concierto en el festival Keroxen

Foto por Encarneviva
Ha pasado algún tiempo desde mi último post, pero hemos estado algo liados ultimamente. De cualquier manera, tenía que escribir algo sobre este gran festival.
Llegamos sobre las 5 para la prueba de sonido. El escenario se veía impresionante. Una enorme pantalla, hecha de bidones de gasolina cubría el fondo del escenario. En el techo, cientos de figuras submarinas, una suerte de pequeños pescados abisales que resplandecían con las luces del escenario. Ya había estado varias veces durante el festival (no hay que olvidar que dura casi dos meses) pero verlo así, esperando por nosotros, era otra cosa.

La prueba llevaba algo de retraso, así que aproveché para terminar de exportar las visuales que proyectaríamos ese día.  Estar sentado allí como espectador, bajo los peces de colores en la oscuridad, me hacía sentir como en una ciudad sumergida, así que intenté que nuestra actuación tuviera esto como hilo conductor. Creé un video introductorio en el que nuestras proyecciones habituales eran reproducidas sin pausa en un antiguo cine de verano aún en funcionamiento a pesar de hallarse en una ciudad sumergida. La actuación acabaría con el momento en el que ese proyector submarino se apaga. Pese al estrés de hacer esto en un par de días, creo que valió la pena.
Volviendo al festival. Ya quedaban pocos minutos para empezar. El faro sonaba de fondo y nosotros pululábamos entre bambalinas, llenos de nervios. Se escuchaban las voces del público amplificadas por la acústica del tanque. Y entonces empezó todo. Fue un concierto que recordaré bastante tiempo, lleno de esa sensación indescriptible que transmiten algunas actuaciones. Antes de que pudiera darme cuenta, estábamos terminando y yo me peleaba con un disparador de confetti. Recogimos nuestros instrumentos agotados, pese a que había sido un concierto bastante corto. Algunos nos quedamos a ver el resto de las actuaciones, que por cierto, fueron buenísimas. Otros estaban demasiado cansados ya, llevábamos muchas horas entre ensayo, pruebas de sonido, concierto... Pero todos nos llevamos un buen sabor de boca que aún dura. ¡Muchas gracias a todos! Al público, a la organización, a los otros grupos, a Manolín por el sonido y a todos los que vinieron a apoyarnos.

Puedes ver las fantásticas fotos de Valcabrales, Omar García y Encarneviva en nuestra sección de fotos

No hay comentarios:

Publicar un comentario